Opinión de la primera temporada de Skins.


¡Hola lectores!


Tengo que confesar que la primera vez que vi esta temporada fue el año pasado pero decidí volverla a ver porque casi no la recordaba y quería seguir con las otras temporadas.

Recuerdo que al principio no me convencía, el primer capitulo me causó una sensación parecida a que sentí con la ambientación de la naranja mecánica. Es decir, es un realismo frío, duro, cruel. De hecho, cuando acabé ese primer capitulo estaba segurísima de que no continuaría con ella pero hubo algo que me hizo seguir y volverme adicta a cada episodio.

Y es eso, que tiene algo que no te permite despegarte. Consta de diez capítulos de mas o menos 40 minutos, donde vamos siguiendo la vida de un grupo de jóvenes.

Al principio me pareció que era una critica a todos los vicios y no descarto que lo sea pero creo que se ha vuelto todo lo contrario, una especie de oda o invitación a fumar, consumir pastillas, sexo,  etc.

Se podría decir que todos esos vicios y demás, como lo muestra fielmente y muy bien retratado la serie, son el resultado de una sociedad que se mueve por el consumismo y los placeres, una sociedad individualista. Estos jóvenes están completamente a la deriva, no hay instituciones, no hay educación o siquiera padres que estén con ellos.

Creo que también te puede abrir los ojos a los latinoamericanos de que en Europa también hay problemas, que no solo en los países tercermundistas pasan estas cosas (la serie es inglesa).

En cuanto a cómo está contada podría decir que capitulo a capitulo vemos la historia de cada uno de los personajes.

Casi que cada personaje tiene su propio capítulo pero el protagonista para  mí es Sid.
Hay una evolución de personajes en el desarrollo de la serie y aunque cada capítulo gire en torno a uno de ellos, no se siente que los demás se dejen de lado o queden flotando en el tiempo-espacio de la serie.

Para concluir, es una serie que me ha gustado bastante, que he estado siguiendo y que engancha y conecta, especialmente con los jóvenes de una forma impresionante. 



Y, aunque arriba dije que parecía una oda a los vicios, reflexionando al respecto creo que no entra en una lógica binaria, no está en contra o a favor, simplemente lo plasma y deja libre el cómo lo tome el espectador.
Se ha convertido en una de mis series favoritas.




5 comentarios:

  1. Yo vi los primeros capítulos y me entretenían demasiado, pero ya casi llegando al final de temporada no la toleré y la dejé.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad he visto capítulos suelto, nunca la he seguido oficialmente pero me gustó bastante en su época.
    Te he nominado a algo en mi blog. Pásate y lo haces si te apetece <3
    http://miestupidaysensualopinion.blogspot.com.es/2016/09/liebster-award.html

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues no he visto la serie y con el poco tiempo que tengo dudo que pueda verla. Por cierto, te sigo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, me ha gustado tu blog y te sigo para quedarme por aquí, ¿te pasas tú por el mío?
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola, tengo ganas de engancharme de nuevo a una serie. Desde que acabé con Dexter no he seguida ninguna más.
    Me la apunto a ver si me engancha.
    Te sigo, soy de la iniciativa blogs asociados.
    Un saludo

    ResponderEliminar